Virtualización de servidores directa

Procedimientos de virtualización compilados en el kernel

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás modelos de virtualización de hardware consiste en la propia tecnología de virtualización. Con la ayuda de KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el servidor – en cambio las instrucciones del software necesarias se preparan en el interior del sistema operativo del servidor anfitrión. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar con el fin de usar más aplicaciones mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de el tal nivel de comunicación adicional también reduce el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo que su VPS corra realmente más rápido.
Virtualización de servidores directa

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Aplicación conveniente de los recursos de servidor

Normalmente las máquinas huésped requieren un nivel extra que establezcan la conexión entre ellas y el servidor físico para encargarse de la gestión de recursos. Esta es una circunstancia que lleva a menor disponibilidad de recursos para las propias máquinas virtuales. Gracias a los KVM VPS, esta capa adicional se suprime, puesto que el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo elaborada en el interior del sistema operativo del anfitrión. De esta forma, el total de recursos ofrecidos por el anfitrión pueden utilizarse por los VPS instalados. Dicha disponibilidad de recursos le proporciona un impulso extra que se requiere para que sus páginas o aplicaciones web se distingan de la competencia.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Pleno control en lo que se refiere al SO

Plena libertad de cargar el SO que le apetezca

Una limitación de los Servidores Privados Virtuales, si se les compara con los servidores reservados, resulta ser justamente el SO – normalmente solo será posible elegir entre el elenco de SOs permitidas por el proveedor. Teniendo a mano un Servidor Privado Virtual KVM, sin embargo, usted puede – realmente cargar un sistema operativo cualquier que se conforme con las características de su servidor o la configuración de hardware del servidor central. Lo que es viable como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del sistema operativo del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, fácil de encontrar en varias soluciones de virtualización alternativas.
Pleno control en lo que se refiere al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL